8:25

HACER EL AMOR CONTIGO

Publicado por Cayman |

Se que soy una mujer bastante atractiva. Muchos hombres conocieron el cuerpo que hoy te pertenece y hasta el momento todos dan muestras de satisfacción. Mis ojos grandes y expresivos color negro pueden fascinarte. Tienes ganas de tocar mi cabello largo y lacio. Quieres tenerme en tu cama, quieres besar mis labios carnosos color rojo carmín. Te gustan mis senos firmes. Estas observando mis piernas largas y torneadas. Puedo leer tu pensamiento, estas imaginando que mis piernas abrazan tu cintura mientras me haces el amor...
La habitación tiene el ambiente perfecto. Has hecho hasta lo imposible por complacerme. Velas, una botella de buen champagne, uvas y el mejor queso. Nuestra cama tiene sabanas de seda color marfil y una rosa sobre mi almohada. Observas mi reacción, posas tus ojos sobre los míos y tu mirada baja lentamente hacia mi vestimenta. Llevo ese vestido rojo que compraste en nuestra luna de miel, es tan ajustado que normalmente lo porto sin ropa interior y por el cual puedes ver mis pezones cuando se erectan al sentir tu presencia.
Mis pies portan zapatillas altas, te gustan mis pies delgados y mis unas portan una perfecta pedicura estilo francesa al igual que mis manos. En la mano izquierda porto nuestra argolla matrimonial. Me dirijo a nuestro estéreo y pongo la música mas cachonda, tu estas sentado en nuestro sofá, comienzo a moverme muy sensual para deleitar tus pupilas, tomo la estola de plumas blancas. Me acerco a ti bailando, rozo mis senos en tu cara y aspiras mi olor.
Quieres tocarme pero no te dejo, me doy la vuelta y muevo mi trasero para que puedas admirarlo, sigo moviendo mis caderas y mi cuerpo al ritmo de la música, giro lentamente la cabeza para que pueda observar tu cara y veo que estas sentado con las piernas abiertas, me giro y me percato que algo entre tus piernas comienza a tomar tamaño. La imagen que llevo siempre guardada eres tu completamente desnudo con el pene erecto al pie de nuestra cama dispuesto a penetrarme.
Los movimientos trato de hacerlos mas sensuales y atrevidos, desamarro el cuello del vestido y lo dejo caer dejando mis senos al aire, introduzco mis dedos en la boca y procedo a frotar mis pezones. Tu mano izquierda se dirige hacia tu virilidad disimuladamente. Mi vestido cae lenta y delicadamente sobre mi hermoso cuerpo hasta quedar en el suelo.
Quedo completamente desnuda, salvo por esos zapatos y la estola que paseo por todo mi cuerpo. Estoy ansiosa de ti, pienso por un momento que podría abalanzarme hacia ti, besarte apasionadamente y hacer el amor de una manera increíble como siempre. Si, se que quieres eso al igual que yo pero todavía no, ahora sin ropa vuelvo a acercarme a ti, paso la estola por detrás de cuello y atraigo tu cabeza hacia mi.. Necesito sentir tu respiración cerca de mí. Trato de mantener el control pero no puedo. Me jalas hacia ti y me subes en tus piernas. Nuestros rostros quedan a unos milímetros para darnos ese beso tan apasionado que hemos estado esperando a lo largo de la noche.
De no ser porque tú todavía tienes ropa, podría jurar que me estarías haciendo tuya. Los botones de tu camisa comienzan a ser liberados por mis manitas traviesas que están ansiosas de ver tu tórax y sentir la fuerza de tus brazos. Muero por besar ese tatuaje que tienes en el brazo izquierdo y no descanso hasta conseguirlo. Para ese momento nuestras lenguas se entrelazan y tomas mi cabeza fuertemente.
Siento tus dedos rozando mis pezones, mis caderas se mueven inconscientemente como si te estuviera cabalgando pero es tanta la pasión que desbordan nuestros labios que seguimos fundidos en ese beso. Te levantas y me tienes en tus brazos, no quieres que nos separemos, te diriges a nuestra cama y me colocas con suavidad sobre ella
Sin pensártelo te despojas del pantalón y por fin me muestras mi más anhelado deseo: tú pene, erecto, firme y perfecto. Yo, en la cama, te espero ansiosa con las piernas abiertas; hago el intento por quitarme las zapatillas pero no me dejas, quieres hacer el amor mientras las traigo aun puestas.
Posas tu cuerpo sobre el mío, tomas mi brazo derecho, lo diriges hacia la cabecera de la cual pende una esposa de la cual me sujetas para no moverme. Lo mismo haces con el brazo izquierdo. Ahora tú tienes el control, antes de dirigirte a mi sur me brindas nuevamente un apasionado beso. Durante el camino te detienes en mi cuello, aspiras mi olor y succionas un poco la piel.
Continúas tu camino deteniéndote sobre mis senos. Comienzas con besos suaves y discretos mordiscos para después tratar de devorarlos con ansiedad como si fueras un chiquillo. Prosigues... por un momento posas tu cabeza sobre abdomen y de tu boca sale un te amo...
Estás hincado, admiras la belleza de mi cuerpo y yo puedo admirar la tuya. Siento como tu lengua húmeda me brinda los primeros lenguetazos sobre el clítoris. No puedo evitarlo, un escalofrío recorre mi cuerpo de los pies a la cabeza. Mi pelvis comienza a moverse automáticamente, abro más las piernas para que puedas comerme. Siento tu lengua adentrarse en las profundidades de mi vagina, con tus dedos abres mi entrada y con tu dedo índice frotas mi clítoris.
Puedes ver el placer que me das, mis pezones se han erectado y mi espalda se arquea, te pido que me penetres pero no quieres, te digo que quiero chuparte y tampoco quieres. Tu respuesta es quiero regalarte un orgasmo, estoy sediento de ti, me calientas tanto que me tienes a mil, tu lengua se mueve rápidamente entra y sale y tus dedos trabajan sobre mi clítoris, todo lo alternas. Siento ese calor invadiendo mi ser...Que orgasmo me has regalado!!! Ansió sentir como entras lentamente en mí. Te pido que me sueltes para tomar el control pero no quieres, optas por acercarte a mi cara y me pides sexo oral. No importa, me excita más el ver que tú tienes el control. Mmmhhh... Te gusta como lo hago, puedo verlo en tu rostro.
Finalmente me sueltas y no pierdo el tiempo, me abalanzo sobre ti. Estoy tan excitada que ardo en deseos. Nuestros labios vuelven a encontrarse y puedes ver que me masturbo. Te gusta lo que ves y me suplicas que me suba. Empiezo a montarte, muevo lentamente mis caderas, hacia adelante y hacia atrás, me acerco a ti y nos fundimos en un beso al ritmo que hacemos el amor. Me levanto un poco y tú colocas tu dedo en mi clítoris, y con el vaivén de mis movimientos comienzo a sentir otra vez el calor de un orgasmo próximo. Cariño mío, te conozco tan bien, que se exactamente en que punto explotas. Extasiados nos tumbamos en la cama, me tomas entre tus brazos... un beso tierno me regalas...
. . . No tienes idea de como me gusta hacer el amor contigo...

Cortesía: Preciosa

11 comentarios:

Cayman dijo...

Muy buen relato Preciosa!!!! gracias por compartirlo!!

Saludos!!!!

STEEL dijo...

PINCHE CAYMAN PENSE QUE ERAS TU EL QUE RELATABA....KAON

Cayman dijo...

Jajajajaj que no lees en etiquetas "Colaboracion"!!!! Che Steel!!!

STEEL dijo...

PENSE QUE ERAS TU Y EL MEZCAL...JAJAJAJAJAAAAAAA

LEONNA dijo...

QUEE BONITTOOO RELATOOO!!
FELICIDADES!!
SALUDITOS CAYMAN!!
Y MI MAQUILAAAAAAA????!!!
JAJAJAJAJAJA!!

Casi un Dios dijo...

vaya! cuanta belleza!

Ann dijo...

NO ME QUEDA MAS QUE DECIR:

QUE RICO!!!!!!!!!

Marsh dijo...

Mmmmm no quiero ser mala onda pero este relato ya lo habia leido en otro blog y lo escribio la Gabilicious......

Cayman dijo...

Orale Marsh, aqui nos llego con el nick de Preciosa

STEEL dijo...

HAY MUCHA PIRATERIA MEJOR LEAN LOS DE FIERRO
www.eliterelatos.com

Anónimo dijo...

I think this is one of the such a lot vital info for me.
And i'm glad reading your article. But should statement on some common issues, The site style is ideal, the articles is actually excellent : D. Just right activity, cheers

Here is my webpage ... houston garden centers pasadena tx

Subscribe