8:25

Pilar e Inés Final

Publicado por Cayman |

tome suavemente su cara y me fui acercando a sus labios, ella que nunca había besado, con los labios totalmente fruncidos también se acerco, al parecer casi imposible besarla pasionalmente me volví a Pilar sin dejar de acariciarla, Comencé a besarla pasionalmente como para que Inés viera como era el asunto, Pilar acerco su cuerpo hacia mí.

Regrese con Inés mientras pilar acariciaba mi cabello y mi espalda, ya mas entrada en calor la inicia e besar ahora si respondió y poco a poco fue mejorando, ya entrados entre abrazos, besos, caricias, sentí una mano que inicio a tocarme el pene ya en plena erección por encima del pantalón, y cuál fue mi sorpresa que era ¡Inés la callada y tímida! Metí mi mano por debajo de su blusa y sentí sus pezones totalmente erectos igual que los de Pilar quien ya se había despojado de su blusa y solo estaba en brasier, pilar que era mas atrevida me comenzó a desabrochar el pantalón y metió su tibia mano bajo mi bóxer, yo seguí dedicándome un poco más a Inés ya que estaba seguro que era virgen comencé a tocarle la rodilla y poco a poco subí por la parte interna de sus piernas, que aun permanecían cerradas como tratando de crear una barrera para no permitirme llegar a su intimidad, al posar mi mano sobre su pubis sentí sus pantis totalmente húmedos, ella se estremeció y dejo escapar un ligero gemido, comencé a meter mi mano debajo de sus pantis, tocando su vagina hinchada y húmeda, gentilmente acaricie su clítoris y no dejaba de mover su cadera como pidiendo más al momento que trate de introducirle los dedos me retiro la mano, yo la entendí y no trate mas.

Mientras tanto pilar tomo la mano de Inés y la dirigió a mi pene expuesto y abrazando con sus piernas la mía comenzó a frotar suavemente su húmedo pubis contra mi pierna , me volví a Pilar y comencé a besar sus hermosos senos tan firmes y tersos, mientras desabotonaba su pantalón, metí mi mano por detrás tocando sus firmes nalgas, esas nalgas que ni la ropa de trabajo lograba disimular su tremenda voluptuosidad, y con las cuales cada que me masturbaba trataba de imaginar cómo sería besarlas, poseerlas, al fin se haría realidad mi sueño.

Pilar se paro y se quito el brasier y el pantalón dejando ver una tanga de encaje roja, al fin podía apreciar todo su cuerpo, ese cuerpo con el que tantos sueños húmedos había tenido, la volví a jalar hacia mi ya quería poseerla pero ella se agacho y comenzó a darme sexo oral, mientras tanto yo volví con Inés y la fui despojando de su blusa y falda, wow tenía un cuerpo hermoso el cual siempre había disimulado tras esas faldas tan típicas de ella y el uniforme, apenada se resistía un poco, solo le dije, no haremos nada que no quieras, bese sus pechos pequeños y firmes empujando su brassier hacia arriba sin desabrocharlo al, mismo tiempo volví a tocar su vagina, y ella respondía ahora abriendo mas sus piernas comencé a juguetear de nuevo con sus labios íntimos y con su clítoris, lentamente mientras seguía besando sus pechos le introduje el dedo, ella gimió mas fuerte, mientras tanto Pilar seguía con lo suyo, fui bajando poco a poco por el abdomen de Inés hasta encontrarme con sus pantaletas que poco a poco fui bajando, besando los ligeros bellos de su pubis, ella cada vez mas excitada no dejaba de contonear sus caderas, al fin de poco a poco llegue a sus labios íntimos, rojos, hinchados y extremadamente húmedos, comencé a chupar cada parte de su intimidad, como queriendo absorber todo la humedad que de ella emanaba, en ese momento me olvide un poco de Pilar que seguía dándome tremendas mamadas, ya que quería disfrutar de el cuerpo virgen de Inés, quien gemía y se contorsionaba cada vez más intensamente de placer.
Continuar leyendo
En un momento dado Pilar entendió mis intenciones con Inés y dijo que ya regresaba, yo continúe besando y acariciando el cuerpo totalmente desnudo de Inés, a quien tome de la mano y la senté sobre y frente a mí en el sillón, le pregunte ¿te sientes bien? A lo que ella respondió con un beso –ahora ya con la boca relajada y como si siempre hubiera sabido hacerlo- seguimos abrazados y dándonos caricias y besándonos y tome mi pene erecto y lo comencé a introducir de a poco en la intimidad de Inés, ella gemía y empujaba sus caderas contra mí, mientras me jalaba el cabello y empujaba mi cara contra sus hermosos y blancos pechos erguidos, yo no dejaba de disfrutarlos al mismo tiempo que continuaba introduciéndome dentro de ella, al llegar al fondo de su intimidad soltó un gemido que tal vez se escucho en todo el edificio, ella torpemente movía sus caderas la tome de la cintura y comencé a marcarle el ritmo del sexo, poco a poco ella fue tomando el movimiento ya como propio solo me dedique a seguir besando sus pechos con el brazo izquierdo la abrazaba y con la mano derecha seguía acariciando y apretando sus nalgas incitándola al seguir contoneándose en esa danza de pasión y sexo, en un momento que yo sentí que ya estaba a punto de llegar al orgasmo la gire hasta acostarla y me postre sobre ella y comencé a introducirme cada vez menos delicado, ella seguía extasiada y gimiendo cada vez más fuerte de igual manera mis envestidas cada vez eran más violentas quería llegar al fondo de ella hasta que explotamos en un fuerte orgasmo y que damos acostado fundidos en un beso pasional.

Después de unos minutos me incorpore y fui al baño y recordé a Pilar ¿Dónde estaba Pilar? Voltee a mi habitación y ahí estaba recostada en mi cama dando la espalda a la puerta, aun traía puesta su tanga de encaje rojo y se apreciaban sus hermosas nalgas que tanto me gustaban, me acerque y tonta mente pregunte ¿Qué te pasa? Ella respondió con un “nada” -que siempre significa todo menos nada-, me recosté junto a ella y comencé a acariciarla suavemente, le recogí el cabello mientras ella permanecía casi inmóvil, le comencé a besar el cuello desde atrás y jugando mi lengua en su oído sentí que su piel se erizaba al mismo tiempo que sentí un ligero estremecimiento de todo su cuerpo.

Ah, ¡encontré uno de sus puntos sensibles! Tome eso para continuar besándola desde atrás y con mis manos libres continúe acariciando todo su cuerpo suavemente, ella tomo mi mano izquierda y me chupo los dedos muy sugerente y después de eso dirigió mi mano sobre sus pechos, comencé a juguetear con sus pezones mientras con la mano derecha seguía recorriendo sus hermosas nalgas hasta llegar a su vagina por detrás, aun continuaba muy húmeda, retire para un lado su tanga y continúe erotizándola poco a poco con mis dedos abría su vagina ya que seguía con las piernas entreabiertas, lentamente inicio a separar las piernas y pude disfrutarla más, le introduje 2 de mis dedos y encontré su punto “G” -esa pequeña bolita mágica- y continúe estimulándola hasta que tuvo un orgasmo, seguí besándola y recorriendo con mi lengua su espalda hasta llegar a sus nalgas que bese y disfrute, todas las ganas que tenia contenidas en mis sueños, al fin las podía besar, morder, chupar, acariciar, le retire la tanga con la boca a la vez que seguí besando y chupando cada centímetro cuadrado de su anatomía, ella se acomodo sobre sus rodillas entreabiertas y con su cara totalmente postrada en la almohada, dejaba ver su vagina rosada en todo su esplendor seguí besando sus nalgas hasta que llegue a su vagina chupándola, succionándola, queriendo compensarle la falta de atención que no le dedique en el momento en que estábamos los 3 juntos y agradeciéndole, las fabulosas chupadas que hacía unos momentos me había otorgado, aun puedo recordar su dulce sabor y aroma, a tal grado que el solo recordarlo me produce erecciones.

Ya sentía yo de nuevo que regresaba la erección, en esa posición continuamos e inicie penetrarla, con mis manos sujete su cadera, que ella iniciaba a mover con un ritmo que no puedo describir, yo seguía con mis manos libres acariciando y sujetando sus pechos aferrándome a ella. Ella se incorporo , volteo hacia mí y se me abalanzo encima, quedando yo tirado en la cama y comenzó a montarme salvajemente -quien lo diría, esa chica que yo creía inocente fuera tan fogosa- en esa posición yo podía admirar sus hermosos pechos bambolearse y los acariciaba, llego el momento que ella tomo mis manos con las suyas y las sujeto en la parte superior de mi cabeza poniendo todo el peso de su cuerpo sobre ellas, como sometiéndome, yo no me resistí y seguía disfrutando de ella, levantando mi cabeza y sacando la lengua entre el vaivén de nuestros cuerpos alcanzaba a tocarle los pezones con mi lengua, ella comenzó a gemir cada vez mas y mas fuerte, sus movimientos se tornaron cada vez más exóticos en intensos, sus uñas las podía sentir apretando mis brazos me deje llevar y terminamos en un fuerte y escandaloso orgasmo, ella cayo rendida sobre mi y así quedamos tirados en la cama, hasta que Inés se recostó con nosotros y así quedamos dormidos hasta las 9:00 de la noche cuando ellas me dijeron que se tenían que ir ya que mas tardar tenían que estar a las 10 en su casa, nos vestimos y las lleve a su casa.

Con Inés tuve 3 encuentros más, ya solitarios y mas pasionales, hasta que su hermano le envió dinero para que se fuera con él a los Estados Unidos, después de que llego allá recibí 2 llamadas de ella solo para saludar, lo último que supe de ella fue que ya estaba casada y con 2 hijos, no ha regresado a su ciudad.

Con Pilar se volvieron habituales los encuentro cada vez más intensos y salvajes, nos convertimos por así decirlo en Fuking Friends por un par de años más, hasta que encontró un novio estable y se caso. A pesar de que ambos continuamos viviendo en esa pequeña “ciudad”, tal vez pasaron 4 años hasta que nos encontramos en una nevería, ella acompañada de su esposo e hijos, al verla se me vino a la mente todos los momentos que habíamos pasado y me dieron ganas de correr a abrazarla, note que ella también sintió la misma emoción y recuerdos que yo, pero solo lo contuvimos en un fuerte apretón de manos acompañado de una enorme sonrisa y un ¿como has estado?, ella seguía igual de hermosa y a pesar de ya contar con 2 hijos seguía con ese cuerpo espectacular, ahora creo mejor que antes ya que los años y los embarazos le sentaron muy bien. De esa vez a la fecha no le he vuelto a ver.

Mas delante les traeré mas relatos de esa ciudad que resulto ser toda una sorpresa en cuanto a sus mujeres.

Cortesía: Fernando Rost

6 comentarios:

Casi un Dios dijo...

órales! muy bueno, definitivamente me dejaste sin comentarios.

Anónimo dijo...

Mal redactado, pero con buena historia

STEEL dijo...

pinche jelipeeee nome quites las inspiracion kaon....hhhmmmhhhh

Ann dijo...

buena historia, buenas experiencias, graicas por el termino, ahora ya sé que es lo que somos

dEnAx dijo...

es la fantasia de casi todos no? estar con 2 chicas, y q estas sean familia, en fin buena historia

Cayman dijo...

Pues No se si familiares o no Denax pero 2 al fin

Me acordaste del chiste del tipo que llega con dos mujeres al hotel y dice "me trae 2 cocas" Familiares no Putas pero tienen sed!!!! jajajajajajja

Subscribe